Causalismo o determinismo causal

La doctrina que afirma la validez universal del principio causal. Al igual que el principio causal las formulaciones son variadas, por ejemplo, todo tiene una causa, nada sucede en el mundo sin una causa, nada puede existir ni dejar de existir sin una causa, etc.* Si esta definición se extiende a un sistema físico entonces decimos que es determinista, si un estado suyo en un momento dado determina unívocamente su estado en cualquier otro momento de su existencia. Esto obviamente garantiza la predicción y retrodicción de la evolución del sistema y da una idea de la necesidad de esta última.**

 

[*] Nótese que tales doctrinas son (o han sido) a su vez reformuladas desde el punto de vista de la teoría del conocimiento de muchas maneras, por ejemplo, mediante principios de razón (Locke, Leibniz), de uniformidad de la naturaleza (Russell), o condiciones a priori de posibilidad de la experiencia (Kant), etc. La versión más conocida sin embargo, es la formulación de determinismo físico (asociada con Galileo y Newton) que enfatiza fundamentalmente el aspecto inferencial, en particular, la predicción o retrodicción, y que radicalizó P. S. Laplace. En general, ella sostiene que todo evento ocurre como el único resultado físicamente posible de sus condiciones antecedentes en conformidad con leyes físicas universales.

[**] La radicalización de Laplace indicada en la nota anterior supone que las condiciones antecedentes o el estado del sistema inmediatamente precedente al evento en cuestión corresponde al estado del universo entero. Obviamente, la negación, por las razones que sean, del causalismo universal significa aceptar alguna forma de indeterminismo, aun cuando no es tan claro si la negación del determinismo significa un rechazo del causalismo universal.

Deja un comentario